Colegio Salesiano Los Boscos (Logroño)

martes, 28 de febrero de 2012

Yoga para niños

El yoga es una excelente opción para lograr la unión de juego y desarrollo físico y mental. Se puede considerar que el yoga es un acercamiento de educación no formal dirigido a integrar al niño en sus aspectos emocional, cognitivo y creativo.
 
Las tareas cotidianas y el agitado ritmo de vida de la ciudad también afecta a los niños. El estrés infantil afecta la conducta y el rendimiento académico de los pequeños.

Libia Villalobos, licenciada en Yoga, egresada de la red Gran Fraternidad Universal, explica que la práctica de esta disciplina ayuda a que los pequeños mejoren su concentración, se relajen, aprendan a cuidar su salud, canalicen sus emociones y logren armonía en el sueño.
Villalobos forma parte del equipo de tres instructoras que, complementadas con una psicóloga, dirige las clases de yoga infantil en los tres centros de fitness Gold's Gym, en Montalbán, la torre Bazar Bolívar de la Avenida Francisco de Miranda y el C.C. El Recreo.

Cada jornada, de una hora, se compone de 30 minutos de ejercicios y estiramientos, 15 minutos de relajación y otros 15 minutos de mandalas, pues los niños son muy visuales y esta última actividad los ayuda a concentrarse. Este plan didáctico, según la psicóloga y las instructoras de yoga, les enseña a los niños la forma de vivir basada en la meditación y relajación.
 
POSTURA ESTRELLA DE MAR
La Posición de estrella de mar es una asana de yoga infantil que se caracteriza por ayudar a desarrollar la coordinación motora de brazos y piernas en los niños, mediante movimientos alternados y combinados.

Recuerda que la práctica del yoga infantil, especialmente si se realiza al aire libre es una de las mejores formas, para que los niños crezcan sanos y felices.

Posición de estrella de mar:

    * Acuéstate boca arriba, con los brazos y piernas bien estirados.
    * Levanta un brazo, apuntando con él hacia el techo y bájalo.
    * Luego levanta una pierna hacia arriba.
    * Hazlo con cada brazo y pierna alternadamente.
    * Ahora levanta el brazo derecho y la pierna izquierda, al mismo tiempo.
    * Alterna levantando el brazo izquierdo y la pierna derecha y repitiendo la secuencia rítmicamente.


POSTURA EL MOSQUITO
Esta postura imita el movimiento de un mosquito dirigiéndose hacia su víctima. La inclinación hacia adelante mantiene las piernas, caderas y la espalda flexibles y tonifica suavemente el abdomen. La posición de los brazos y las manos ayuda a respirar de una forma completa.

Si les resulta difícil colocar las palmas en la espalda, se pueden coger sólo los codoso las muñecas.

A los niños pequeños puede costarles adoptar la postura del mosquito. Si tu hijo tiene problemas para mantener el equilibrio, dile que suelte las manos y las apoye en el suelo, o sobre cojines de yoga rectangulares o pilas de libros, colocados a cada lado del pie más adelantado.
 
En el Yoga no hay recompensa ni castigos, vencedores ni perdedores, mejores ni peores. La recompensa del yoga procede simplemente de la práctica en sí misma. A los niños les encanta este tipo de enfoque. Cuando descubren que no hay que competir ni rendir, empiezan a sentirse libres para expresarse a sí mismos si temer los enjuiciamientos o las críticas, y esta libertad les ayuda a desarrollar una sensación de confianza y autoestima que perdura en la adultez.

La confianza interior que el yoga aporta constituye un antídoto excelente para la presión que los niños experimentan en el colegio. Desde una edad muy temprana muchos niños aprenden que para tener éxito han de intentar ser mejores que sus compañeros de clase, sacar buenas notas, aprobar más examenes y ser "el mejor de la clase"

Esta clase de intensa competitividad hace que los niños sean demasiado sensibles a las alabanzas y a las críticas. Si son buenos estudiantes se sientes orgullosos de sí mismos; pero si son estudiantes mediocres, se desaniman y pueden empezar a considerarse unos fracasados.
En cambio el yoga propugna abordar la vida de una forma no competitiva. La filosofía yóguica dice que en vez de compararnos con los demás, hemos de centrarnos con imparcialidad en cualquier tarea que emprendamos. En el Bhagavad-gita (uno de los textos antiguos más importantes sobre yoga), se dice que centrarse en el resultado de nuestras acciones conduce a la ignorancia, mientras que trabajar lo mejor que podamos, sin preocuparnos por si triunfamos o fracasamos en ello, conduce a la sabiduría.
 
EL ÁRBOL

VRICHASANA El árbol es una de las posturas clásicas equilibradoras del yoga. Te hace adoptar una buena postura corporal y te enseña a ser fuerte y fie como un árbol, sin tensar el cuerpo. También aprendes a respirar de una manera lenta y profunda en armonía con el universo.


 EL HELICÓPTERO

Esta portura giratoria tonifica la cintura, las cáderas y la espalda y va muy bien para la columna. Masajea además los órganos abdominales y mejora la circulación. Y si te sientes cansado, el helicoptero te estimula y despierta.

TÉCNICA:

1. De pie con los pies separados a la distancia de las caderas o un poco más, extiende los brazos hacia los lados con las palmas hacia abajo.

2. Gira el cuerpo hacia la izquierda llevando la mano izquierda hacia la parte de trasera de la cadera derecha, pasando el brazo derecho por delante del cuerpo y llevando la mano derecha hacia el hombro izquierdo. Mira hacia atrás. Al inhalar, gírate de nuevo hacia el centro con los brazos extendidos hacia los lados. Repite ahora el mismo giro hacia la derecha. Luego inhala y gírate hacia el centro con los brazos extendidos hacia los lados. Sigue girando el cuerpo, y cuando ya tengas práctica en ello, muévete más de prisa, dejando las manos y los brazos sueltos como si fueran de trapo para que se balanceen en la posición correcta. No muevas las caderas, para girar la columna sin mover las rodillas. Cuando te muevas con más rapidez, deja de concentrarte en la respiración para que sea el cuerpo moviéndose el que respire por ti.

Imagina que eres un helicópero con las aspas girando rápidamente a punto de despegar. 
 
 





 
 
 
 

2 comentarios:

  1. Una amiga mia da clases de aerobic, yoga,pilates... y una vez al mes, llevamos a nuestros hijos para que participen de nuestra clase y es muy divertido para todos, sobre todo para ellos.

    ResponderEliminar
  2. Nunca he hecho yoga y la verdad es que me apetece probarlo y que hagan los niños también me parece una buena idea.

    ResponderEliminar